FRANCO VOLPI EL NIHILISMO PDF

Yozil franco volpi However, users may print, download, or email articles for individual use. JavaScript is required to view this site. SchopenhauerEo di conoscere se stessi a cura e con un saggio di Franco Volpi, Milano, Adelphi, No se debe confundir con el anarquista. Filter by post type All posts. No warranty is given about the accuracy of the copy.

Author:Meztitilar Grodal
Country:Qatar
Language:English (Spanish)
Genre:Sex
Published (Last):7 April 2006
Pages:414
PDF File Size:7.48 Mb
ePub File Size:7.22 Mb
ISBN:236-3-66599-847-2
Downloads:22909
Price:Free* [*Free Regsitration Required]
Uploader:Tagrel



Traduccin de Cristina I. Sin embargo, ser hijo de su tiempo no equivale, sin ms, a ser esclavo de l. Y la tarea propia de la filosofa no consiste, segn Hegel, simplemente en replicar su tiempo sino ms bien, en elevarlo al plano del concepto y, con ello, al mismo tiempo en restituir y conservar la totalidad de sentido que el tiempo mismo, ms bien, ha disgregado. As corresponde, asimismo, a una relacin filial genuina y lograda que, como tal, contiene necesariamente en s tanto el momento de la continuidad con el pasado como tambin el de la proyeccin al horizonte abierto del futuro.

Ms all de la dispersin casi inabarcable que parece signarlo, tambin el pensamiento filosfico contemporneo ha hecho justicia, a su modo, a las exigencias que derivan de la caracterizacin formulada por Hegel.

Y, tal vez, haya que decir incluso que esa misma dispersin, que tan poco confortable suele resultar a la hora de abordarlo, debe verse, en definitiva, como un rasgo inevitable de la respuesta que el pensamiento filosfico del presente ha debido dar a la peculiar interpelacin que procede de su propio tiempo. En efecto, si ha de creerse al diagnstico ms ampliamente difundido entre los propios pensadores contemporneos, la dispersin y la fragmentacin deberan verse como dos de los caracteres ms reconocibles de una poca signada fundamentalmente por el imperio irrestricto de la tecnologa a escala planetaria y por la crisis definitiva de los metarrelatos es decir, de los dispositivos discursivos de justificacin dotados de pretensiones mximas de validez universal y destinados como tales, a proveer una visin de conjunto unitaria y comprensiva que hiciera posible una instalacin ms o menos apacible por parte del hombre en la compleja y amenazante realidad que lo rodea.

En el plano estrictamente filosfico puede decirse incluso que el ltimo intento sistemtico de carcter totalizador se encuentra, precisamente en la propia filosofa 1. Moldenhauer y K. Michel, Frankfurt a. Hegel, Jenaer Schriften , Werke Bd. No es azaroso, por tanto, que pensadores de la talla de Nietzsche y Heidegger hayan visto en el advenimiento del nihilismo el fenmeno definitorio del estado de la civilizacin en la poca de la tecnociencia, bastante antes de que las formas ms dramticas de expresin del fenmeno pudieran alcanzar a desplegarse en toda su dimensin Sera, sin embargo, un enorme error suponer que el de haber anunciado el advenimiento del nihilismo constituye un privilegio reservado tan slo a las voces de esos dos grandes titanes de la filosofa poshegeliana.

Muy por el contrario, hay todo un coro, por momentos armnico y por momentos discordante de voces muy diferentes procedentes no slo de la filosofa sino tambin del pensamiento poltico, la literatura e incluso la teologa, que, hundindose a veces hasta tiempos muy remotos, anticipan, acompaan o bien prolongan el inquietante vaticinio emanado de las gargantas gigantescas de ambos filsofos y dan lugar as a una impresionante polifona. La presente obra del profesor Franco Volpi, dedicada a la historia del concepto de nihilismo, ofrece una ayuda inmejorable a quienes quieran aprender a distinguir los matices y las resonancias que confluyen en un cluster sonoro que, de tan potente, amenaza ya con volverse ensordecedor y perder as toda nitidez.

Lo que Volpi uno de los especialistas ms reputados de toda Europa en el mbito del pensamiento alemn poshegeliano en general, y heideggeriano, en particular ofrece al lector es una clara y penetrante reconstruccin de las principales etapas del proceso que, remedando a San Buenaventura ha caracterizado como un itinerarium mentis in nihilum.

La reconstruccin es elaborada al hilo de la presentacin de los autores y las fuentes ms importantes, desde los orgenes rusos hasta los desarrollos ms relevantes del pensamiento posheideggeriano, pasando incluso por figuras actualmente tan poco recordadas como la de Max Stirner o, simplemente, tan ignorada como la de Albert Caraco, por mencionar tan slo dos entre muchas. La amplitud del material considerado es poco menos que enciclopdica y resulta, por lo mismo, altamente sorprendente el hecho de que ste haya podido ser abarcado en un texto tan claro, tan bien articulado y de una extensin ms que razonable, que combina de modo admirable la discusin de detalle con la visin panormica.

La maestra con que el autor ilustra lo esencial de cada posicin considerada, a travs de la seleccin de textos adecuados, y el impecable manejo tcnico de las fuentes, generalmente ledas y traducidas desde el original, hacen que resulte difcil imaginarse una mejor introduccin histrico-crtica al conjunto de problemas centrales que se vinculan con el fenmeno del nihilismo en el pensamiento centroeuropeo contemporneo.

Lo que resulta de la reconstruccin proporcionada por Volpi es, en definitiva, una suerte de fenomenologa histrica de la lgica interna que subyace en la gnesis y el despliegue del pensamiento nihilista, tras la crisis de los intentos de integracin totalizadora que caracterizaron el proyecto de la modernidad. Quiero agradecer al profesor Volpi, cuya amistad me honra, su generosa disposicin a ceder los derechos para Amrica Latina de la nueva edicin, corregida y ampliada, de la obra, a fin de que pudiera ser publicada como el primer volumen de la nueva coleccin Fenomenologa y Hermenutica, cuya responsabilidad la Editorial Biblos ha querido confiarme.

Le agradezco tambin su buena voluntad para responder mis preguntas y, sobre todo, para revisar la versin final de la traduccin que realic junto con mi esposa Cristina. Esta revisin, larga y penosa, sin duda, incluy la confrontacin de las ediciones en lengua original de prcticamente todas las obras citadas en el texto que no hubieran sido escritas en italiano, con el fin de reemplazar las ediciones italianas empleadas en la versin original del texto y de garantizar as la mayor exactitud posible de la traduccin de los pasajes citados ofrecida en la versin espaola.

Como consecuencia del reemplazo de las ediciones italianas por las originales, tambin la bibliografa sufri importantes modificaciones. Finalmente, a Javier Riera, responsable de la Editorial Biblos, deseo agradecerle, una vez ms, su amistad, su confianza y su enorme paciencia para afrontar las largas demoras que sufren habitualmente estos proyectos, al menos cuando caen en manos tan poco eficaces como las mas.

Alejandro G. Su condicin es similar a la de un viajero que por largo tiempo ha caminado sobre una superficie helada, pero que con el deshielo advierte que el banco de hielo comienza a moverse y se va despedazando en miles de placas. La superficie de los valores y los conceptos tradicionales est hecha aicos, y la prosecucin del camino resulta difcil. El pensamiento filosfico ha intentado ofrecer un diagnstico de tal situacin, de los males que afligen al hombre contemporneo y de los peligros que lo amenazan.

Y ha credo poder detectar la causa esencial de todo esto en el nihilismo. Pero qu es el nihilismo? Como trmino, el nihilismo ya hace su aparicin a caballo entre el Setecientos y el Ochocientos en las controversias que caracterizan el nacimiento del idealismo alemn.

Ms tarde, en la segunda mitad del siglo XIX, llega a ser tema general de discusin. Pero emerge como problema, en toda su virulencia y vastedad, recin en el pensamiento del Novecientos. Como expresin de tentativas artsticas, literarias y filosficas dirigidas a experimentar la potencia de lo negativo y a vivir sus consecuencias, ha trado a la superficie el malestar profundo que hiende como una grieta la autocomprensin de nuestro tiempo.

Ya Nietzsche lo apostrofaba como el ms inquietante de todos los huspedes. Mientras tanto, este husped siniestro merodea ahora por todas partes de la casa, y no tiene sentido ya seguir haciendo como si no estuviera o sencillamente intentar ponerlo de patitas a la calle.

Pero qu es lo que significa verdaderamente nihilismo? En un fragmento escrito en los ltimos destellos de lucidez, en el otoo de , hacindose l mismo la pregunta, Nietzsche responde: Nihilismo: falta el fin; falta la respuesta al para que? Que los valores supremos se desvalorizaron. Nietzsche, XII, El nihilismo es, por lo tanto, la situacin de desorientacin que aparece una vez que fallan las referencias tradicionales, o sea, los ideales y los valores que representaban la respuesta al para qu?

En otro importante fragmento escrito en el invierno de Nietzsche ilustra posteriormente la dinmica que instiga la desvalorizacin de los valores supremos y provoca la llegada del nihilismo: El hombre moderno cree de manera experimental ya en este valor, ya en aqul, para despus dejarlo caer; el crculo de los valores superados y abandonados es cada vez ms amplio; se advierte siempre ms el vaco y la pobreza de valores; el movimiento es imparable, por ms que haya habido intentos grandiosos por desacelerarlo.

Al final, el hombre se atreve a una crtica de los valores en general; no reconoce su origen; conoce bastante como para no creer ms en ningn valor; he aqu el pathos el nuevo escalofro La que cuento es la historia de los prximos dos siglos Nietzsche XIII, Entre tanto, la profeca de Nietzsche este Saulo raptado por la demencia en el camino a Damasco se ha confirmado. El fuego que l encendi se extiende hoy por todas partes. Cualquiera puede ver que el nihilismo no es tanto el oscuro experimento de extravagantes vanguardias intelectuales, sino que forma parte ya del aire mismo que respiramos.

Su presencia ubicua y multiforme lo impone a nuestra consideracin con una evidencia que solamente est al mismo nivel de la dificultad de abarcarlo en una definicin clara y unvoca.

En cuanto al diagnstico del nihilismo, sobre la anmnesis de las patologas y del malestar cultural que representa, los nimos se dividen. Incluso las indagaciones histricas sobre la gnesis del trmino han trado a la luz los indicios de una manifestacin compleja y ramificada del fenmeno. Como una primera definicin indica, siquiera por respeto a la etimologa, el nihilismo de nihil, nada es el pensamiento obsesionado por la nada.

Si as fuese, se podra intentar volver a encontrar el nihilismo y sus huellas poco menos que por todas partes en la historia de la filosofa Occidental, por lo menos en todo pensamiento en el cual la nada acampa como problema central, a pesar de Bergson que la contaba entre los seudo problemas Bergson En tal sentido Gorgas podra ser considerado el primer nihilista de la historia occidental por la fulmnea inferencia que de l se nos ha transmitido fr.

Siendo as las cosas, habra que preguntarse si una historia del nihilismo no debera incluir tambin a Fridugiso de Tours, el discpulo de Alcuino que, en el De substantia nihili et tenebrarum, con un gesto filosfico escandaloso para la poca, quiere mostrar que la nada se impone con una presencia propia, y que le pertenecen, por lo tanto, un cierto ser y una sustancialidad propia. Y no estaran incluidas con pleno derecho en tal historia tambin las meditaciones en las cuales Meister Eckhart, con una vertiginosa annihilatio, declara que Dios y la nada, el ngel, la mosca y el alma, son la misma cosa?

Como, por ejemplo, cuando comenta el dicho de Lucas: Pablo se elev de la tierra y, con los ojos abiertos, vio la nada. Y por qu no aadir, junto a l, otras sublimes expresiones de la mstica especulativa, desde Digenes Areopagita hasta Juan de la Cruz y ngelus Silesius? Y por qu no incluir en esta historia a Charles de Bovelles, que en pleno Renacimiento, en su Liber de nihilo , se devana los sesos con aquella negacin originaria de las creaturas y de la materia, que es la nada, emplendola como concepto cardinal en su teologa negativa?

O incluso Leonardo, que en una nota del Codice Atlantico folio verso d apunta: Infralle cose grandi che infra noi si troyano, lessere del nulla grandissima? Y luego, sobre todo, Leibniz con la clebre pregunta formulada en los Principes de la Nature et de la Grce: Pourquoy il y a plustt quelque chose que rien? Y, por ltimo, por qu no aquel sublime maestro de la nada que fue Leopardi, con su tesis anotada en el Zibaldone, segn la cual el principio de las cosas, y de Dios mismo, es la nada Leopardi, I, ?

Como una sombra insuprimible, desde siempre la nada ha acompaado y fatigado la reflexin filosfica, como Mefistfeles a su Fausto. El espritu que siempre niega se insina entre los pensamientos que animan la mente humana, escudndose en las razones de la negatividad que fueron ya las de Anaximandro Esta es la razn de la drstica conclusin a la que en este respecto llega Heidegger.

La piedra de toque ms dura, pero tambin menos engaosa, para probar el carcter genuino y la fuerza de un filsofo es la de si experimenta sbitamente y desde los fundamentos la vecindad de la nada en el ser del ente. Aquel al cual esta experiencia lo obstaculiza, esta definitivamente y sin esperanza fuera de la filosofa.

Heidegger, []: Dicho esto, ha de hacerse enseguida una restriccin del campo de indagacin en la cual nos aventuraremos en nuestra reconstruccin del nihilismo. Dejando de lado el problema filosfico de la nada y su historia cf. Givone, ; Ltkehaus, , nos limitaremos al nihilismo en sentido estricto, tal como ha salido a la luz en el seno del pensamiento filosfico como concepto y como problema en el Ochocientos y luego, sobre todo, en el Novecientos. Nuestras exploraciones que se apoyan en otros estudios en particular Verra ; Vercellone y desarrollan una sinopsis anterior Volpi c Siguen como hilo conductor la historia del concepto y del problema.

Alimentamos con respecto al nihilismo la misma conviccin que vale para todos los verdaderos Problemas filosficos: no tienen solucin sino historia. La primera cosa por verificar en una reconstruccin histrica del nihilismo son sus orgenes. Es opinin comnmente aceptada que los dos padres fundadores y grandes tericos del nihilismo han sido Dostoievsky y Nietzsche.

A ellos se los pone a la cabeza, respectivamente de la veta literaria y de aqulla ms propiamente filosfica del movimiento. El trmino, sin embargo, haba sido acuado ya antes de ellos. Pero cundo y por quin? El primero en reivindicar su paternidad fue Turgeniev. En verdad, la base de indagaciones lexicogrficas, hoy sabemos que se trata de una paternidad ms presunta que efectiva. Pero veamos antes que nada qu es lo que declara l mismo. En una retrospectiva autobiogrfica Turgeniev afirma haber sido l, en la novela Padres e hijos Otcy i deti, , quien ha inventado el trmino nihilista.

Con tal denominacin define, en efecto, el modo de pensar del protagonista de su novela, Bazarov, y dice incluso haber querido dar cuerpo, con este personaje, a una clase de hombre y de actitud, terica y prctica, que estaba imponindose en la realidad histrica de su tiempo.

Motivo central de la novela cuyos sucesos se desarrollan en la Rusia de , vale decir, dos aos antes de la abolicin del servicio de la gleba y de la liberacin de los campesinos es el conflicto entre la generacin de los padres, que se inspira en los ideales humansticos tradicionales, y la generacin rebelde de los hijos, materialista, desencantada y privada de ilusiones.

Bazarov, que pertenece a ltima, es un joven mdico que viene a hacer una visita a un amigo, quien lo recibe en su hacienda, en presencia de su padre y su to. Manifiesta primero decepcin y despus condena por el ocioso modo de vivir stos, indiferentes y sordos a cuanto est sucediendo en la sociedad de su tiempo.

Los aristcratas se preguntan si Bazarov no es un peligroso negador de los valores y el orden social existente, un nihilista. Y Bazarov acepta de buen grado tal apelativo: declara querer efectivamente negar el orden inveterado y, con l, los principios y los valores de la vieja generacin que vive en una opulenta indiferencia frente a lo que le est sucediendo al pueblo. Ser nihilista significa para l, sin embargo, no slo destruir lo viejo, sino tambin comprometerse en la funcin social que ha elegido, la del mdico morir por una infeccin contrada curando a un enfermo Bazarov es como Turgeniev lo define el hombre nuevo, el hroe de nuestro tiempo que pas por la dura escuela del trabajo y del sacrificio destinado a reemplazar a la nobleza cansada y dbil.

El sabe que tiene que negar, sabe que para avanzar debe pisotear creencias y valores tradicionales y procede impertrrito, sin preocuparse demasiado de las cenizas y de la destruccin que deja a sus espaldas.

Nihilista es, por ello, el apelativo que le conviene En el quinto y ltimo captulo de sus Memorias literarias y de vida Turgeniev explica su eleccin: Como punto de partida para la figura principal, Bazarov, tom la personalidad que me haba impresionado de un joven mdico de provincia que muri poco antes de En este hombre singular se compendiaba, a mis ojos, aquel conjunto de principios que recibi despus el nombre de nihilismo Turgeniev, ; En cuanto a los efectos que la representacin literaria del fenmeno produjo, es el propio de Turgeniev quien nos ofrece su ilustracin ms eficaz: No me extender acerca de la impresin que produjo este relato; dir solamente que, cuando Volv a Petersburgo en el mismo da del famoso incendio del Apraksinskij Dvor [los edificios del gran mercado de la ciudad] la palabra nihilista estaba ya en millares de bocas, y la primera exclamacin que o de los labios del primer conocido con el que me top cerca de la Neva [la avenida principal de Petersburgo] fue: Mirad lo que hacen vuestros nihilistas!

Queman Petersburgo!. Turgeniev ; En suma, aunque escrita con el objetivo de condena y reaccin la novela suscit una interpretacin del nihilismo que fue ms radical que la del propio autor, como deja entrever la sagaz observacin de una lectora a la que Turgeniev cita, y que da probablemente en el blanco: Ni padres ni hijos, me dijo una graciosa seora, despus de haber ledo mi libro. Este es el verdadero ttulo de vuestro relato; y vos mismo sois un nihilista Turgeniev ; El fin que ms o menos conscientemente perseguan estos observadores, y que aguzaba sobremanera su sensibilidad en la confrontacin del fenmeno del nihilismo, era el de encauzar el movimiento de ideas que se designaba con tal termino y detener as los estremecimientos sociales que ese movimiento haba puesto en marcha.

De la palabra creada por m: nihilista, se han valido despus muchos otros, que no esperaban ms que la ocasin, el pretexto para detener el movimiento por el cual era arrastrada la sociedad rusa.

No en el sentido de un reproche, no por un propsito de mortificacin utilic aquella palabra, sino como expresin precisa y exacta de un hecho real, histrico; ella fue transformada en un instrumento de delacin, de condena inapelable, casi en una marca de infamia.

Turgeniev, ; Apenas creado, el trmino nihilista escap, pues, de las manos de su declarado inventor y se extendi como una categora de crtica social. Pero cmo haba sido definido el trmino nihilista en Padres e hijos? Vale la pena releer el punto preciso de la novela en el cual Turgeniev lo introduce y precisa su acepcin. Un nihilista, profiri Nikolaj Petrovic. Viene del latn nihil, nada, por cuanto puedo juzgar; por lo tanto, esta palabra indica un hombre que Ms bien di: que no respeta nada, retom Pavel Petrovic

LITCHARTS TO KILL A MOCKINGBIRD PDF

El nihilismo

No warranty is given about the accuracy of the copy. An understanding of Kant this is just an example nihilksmo ignores the Newtonian shift and the scientific assumptions of the 18th century would be a very poor one. If possible, use the available critical editions. However, users may print, download, or email articles for individual nihiliwmo. La macroscopica differenza tra gli esseri simili a vollpi e gli altri poggia in gran parte sul fatto che i primi hanno un bisogno pressante che i secondi ignorano, e la cui soddisfazione andrebbe anzi a loro detrimento: No se debe confundir con el anarquista. I usually take a look at the index so I can have a general idea of the content of the book. Most recent Most popular Most recent.

LT317 DATASHEET PDF

FRANCO VOLPI EL NIHILISMO PDF

I consider important to have at least a general idea of the context of the author, especially with classics. No warranty is given about the accuracy of the copy. Most recent Most popular Most recent. This abstract may be abridged. My only tip for studying philosophy in the academia is to read the required books and texts -basically, read and learn all what you can- take notes and learn to quote correctly, and try to engage also in cultural activities or other endeavours in which you might be interested. First, concerning the close relationship that exists between Aristotelian philosophy, nihilism and technology. However, users may print, download, or email articles for individual use.

ASTM A537 PDF

¿MÁS ALLÁ DEL NIHILISMO? por Franco Volpi

.

EDEN ROLT MILLIONTH COMPARATOR PDF

Franco Volpi - El Nihilismo

.

Related Articles