ANACLETO MORONES RULFO PDF

I saw them coming all together in a procession. Dressed in black, sweating like mules under the hot sun. The women found him naked, idly squatting on a stone, however, and were immediately scandalized. He then asks them what they want as he buttons his pants and they avert their eyes.

Author:Maugor Muktilar
Country:Swaziland
Language:English (Spanish)
Genre:Medical
Published (Last):9 November 2015
Pages:116
PDF File Size:5.34 Mb
ePub File Size:5.8 Mb
ISBN:714-7-89474-751-9
Downloads:29632
Price:Free* [*Free Regsitration Required]
Uploader:Zulum



Vestidas de negro, sudando como mulas bajo el mero rayo del sol. Las vi desde lejos como si fuera una recua levantando polvo. Su cara ya ceniza de polvo. Negras todas ellas. Por eso me di prisa a esconderme hasta el fondo del corral, coriendo ya con los pantalones en la mano. Pero ellas entraron y dieron conmigo. Se persignaron y se arrimaron hasta ponerse junto a mi, todas juntas, apretadas como en manojo, chorreando sudor y con los pelos untados a la cara como si les hubiera lloviznado.

Venimos a verte. Somos de Amula. No venimos a darte molestias. Te traemos un encargo. Nos perdimos los dos buscando garambullos. Pero, ya que me conoces, quiero agarrar la palabra para comunicarte a lo que venimos.

Pero ya que nos ruegas tanto, no te vamos a desairar. Luego les traje otra y se la volvieron a beber. Diez mujeres, sentadas en hilera, con sus negros vestidos puercos de tierra.

Las hijas de Ponciano, de Emiliano, de Crescenciano, de Toribio el de la taberna y de Anastasio el peluquero. Ni una siquiera pasadera. Estoy bien. A este lugar escondido. Pero no te vayas a molestar en darnos de comer. Ya comimos en casa de la Torcacita. No te molestes por nosotras. Orita regreso. Y me fui al corral. Salirme por la puerta que daba al cerro y dejar plantada a aquella sarta de viejas canijas.

Te vimos aventarles de pedradas. Guardaremos los huevos para dentro de un rato. Encaminarlas por otro rumbo, mientras buscaba la manera de echarlas fuera de mi casa y que no les quedaran ganas de volver.

No se hubieran arriesgado a pasarla en mi casa. Me sigo llamando Nieves. Y no me hagas llorar, Lucas Lucatero. Si eres de lo que no se olvida Eras suavecita. Me acuerdo. Y te arrejuntabas mucho conmigo. Pero para que te lo sepas lo tuve que tirar. Y me fui otra vez al corral a cortar arrayanes. La hiciste llorar. Llueve bien y se vive bien. Es un maldoso. De todo eso anduvo hablando en todas partes. Ahora eran ellas las que hablaban. Las deje decir todo lo que quisieran. Por eso venimos. Para llevarte.

Por un rato me dieron ganas de volver al corral. Salirme por la puerta que da al cerro y desaparecer. Haberlo dicho antes. No tengo quien me cuide la casa. Lucas Lucatero. La pobrecita debe andar sufriendo. Con lo buena que era. Y lo jovencita. Y lo bonita. Nos conformamos con que siquiera la hayas metido en el convento de las Arrepentidas. Debe de andar por esos rumbos, desfajando pantalones. No se te puede creer nada a ti, Lucas Lucatero.

Desde que me iban a fusilar los cristeros. Siempre has sido muy diablo, Lucas Lucatero. En las ferias. En la puerta de las iglesias. Y yo le cargaba el tambache. Entonces pasaron los peregrinos. Lo vieron.

Se pararon a ver la curiosidad aquella. Lo llevaron en andas hasta Amula. Un arreapuercos. Te dio lo que tienes. Y aquellas viejas se arrodillaron, besando a cada padrenuestro el escapulario donde estaba bordado el retrato de Anacleto Morones.

Eran las tres de la tarde. No quieren tener tratos contigo. Nada quiero de ti. Mejor me voy. Pero me las aguanto. El te ha de ablandar el alma. Yo no quiero tener vela en este entierro.

Heredaste el fruto de su santidad. Te dio a su hija. Eso era la hija de Anacleto Morones. Te vamos a regalar un escapulario para que eches fuera al demonio.

Se fue con uno de ellos. Siempre has sido un invencionista. Por no ensuciarse con el pecado. Uno de los peores. Y me han dejado sola. Lo heredaste todo. Una vieja loca. No tan vieja como ustedes; pero bien loca. Lo bueno es que se fue. Ya para entonces quedaban solamente dos viejas. Ese era su fuerte. Y yo no soy senorita, pero soy soltera. Soy mujer. Y una nace para dar lo que le dan a una. Eso de tener cincuenta anos y ser nueva es un pecado. Dime si eso no fue un milagro. Eres un condenado ateo.

Me voy.

BIOLOGY OF INVERTEBRATES PECHENIK 6TH EDITION PDF

Anacleto Morones

Vestidas de negro, sudando como mulas bajo el mero rayo del sol. Las vi desde lejos como si fuera una recua levantando polvo. Su cara ya ceniza de polvo. Negras todas ellas. Por eso me di prisa a esconderme hasta el fondo del corral, coriendo ya con los pantalones en la mano.

RECNIK NEMACKOG JEZIKA PDF

resumen sustancioso de "anacleto morones"

Tambiйn nos dice que la hegemonнa es un concepto que incluye y va mбs allб de otros dos: el de cultura como un proceso social totalizador, en el cual el ser humano define y moldea su propia vida y el concepto de ideologнa, en uno de sus significados marxistas: un sistema de creencias ilusorias —ideas o creencias falsas— las cuales pueden confrontarse con el conocimiento verdadero o cientнfico Por otro lado tenemos el concepto de tradiciуn, la tradiciуn definida en el sentido mбs contundente: la expresiуn mбs evidente de las presiones y lнmites de la hegemonнa; la tradiciуn como una versiуn selectiva de un pasado formante, un presente preformado, lo cual es entonces un operativo poderoso en el proceso de definiciуn e identificaciуn social y cultural del ser Se desea analizar el discurso utilizado en la resoluciуn del conflicto planteado en el texto para proponer una posible interpretaciуn en el contexto social y literario. El cuento propuesto trata de los milagros producidos por la intercesiуn de seres humanos, santificados por una praxis ilegal e indocumentada evidenciada por el narrador, ya que el texto propone una artificialidad en el proceso de canonizaciуn; se trata de milagros inventados, bajo causantes nacidas de la fantasнa e imaginaciуn del fanatismo. En otras palabras, es la santificaciуn forzada con un objetivo lejos de la espiritualidad, fuera de los procesos rigurosos que se les darнa en la investigaciуn de lo sobrenatural ocurrido para denominarlos milagros.

Related Articles